Cubana de Aviación anuncia la suspensión de todos sus vuelos internacionales debido a la falta de aviones para operar sus rutas

La aerolínea Cubana de Aviación ha anunciado la cancelación de todos los vuelos internacionales que estaban cubriendo, alegando que no poseen aviones para cubrir estas rutas, pues las compañias que se los estaban arrendando decidieron no renovar sus contratos con Cuba.

Así lo confirmó Arsenio Arocha Elías Moisés, su director adjunto, quien ofreció una conferencia de prensa a pie de pista en el aeropuerto José Martí de La Habana.

“Hemos tenido que cesar la venta en los mercados de México, Cancún, Santo Domingo, Fort de France y Caracas, tras la cancelación de servicios de arrendamiento de aerolíneas como Jordan Aviation”, comentó Elías Moisés.

Según resaltó el directivo, siguiendo a tono con la ya cansina justificación del Gobierno cubano, las pérdidas provocadas por el embargo estadounidense ha provocado a Cubana de Aviación pérdidas millonarias, debido a la suspensión de arrendamientos de aeronaves, de operaciones comerciales, al cierre de cuentas bancarias y a la imposibilidad de acceder a créditos internacionales.

“La compañía ATR canceló la ejecución del contrato que permitiría la compra de aviones de ese modelo para nuestro país, además de que Cubana de Avión está imposibilitada de acceder a la compra de partes, piezas occidentales y equipos necesarios para los trabajos de mantenimiento, reparación y conservación de las aeronaves”, explicó.

Con la pandemia, el escenario se ha puesto aún más complejo para la aerolínea bandera de Cuba, pues compañias que habían prescindido su contrato con Cubana se negaron a realizar vuelos de cargas ante la situación de emergencia; por ejemplo, Avianca rehusó la solicitud de Cubana alegando tener que cumplir las regulaciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros en Estados Unidos.

De igual forma, fue notificado por la aerolínea Lot Polish la cancelación del acuerdo interlineal para la transportación de carga aérea con Cubana de Aviación, por requerimientos del almacén de carga que les ofrece sus servicios en Canadá, pues producto de las regulaciones de la OFAC no podían continuar recibiendo cargas de transferencia de la aerolínea cubana.

Cubana tampoco puede acceder a préstamos en bancos internacionales con vistas a dar mantenimiento y reparación a su flota, una práctica habitual para el resto de las compañías aéreas en el mundo, ya que las instituciones bancarias se niegan por temor a sanciones por parte de Estados Unidos y la fama de mala paga que tiene el Gobierno cubano.

“Las aeronaves cubanas tampoco pueden recibir el servicio de suministro de combustible en zonas donde operan regularmente, como Buenos Aires y en España, debido a que los proveedores son compañías estadounidenses”, aseguró Elías Moisés.

Con una flota escasa y mayoritariamente ineficaz por el peso específico de los aviones rusos, Cubana de Aviación acudió al sistema de códigos compartidos con aerolíneas extranjeras y de leasing de aviones de fabricación occidental, en un intento de sortear las medidas implementadas por la administración Trump y que la actual administración no ha modificado.

Fuente CUBA CUTE

Únete a nuestras comunidades de Telegram y Whatsapp con sólo un click

Marvelis Padrón