El biólogo que cree que en los genes está escrita la clave para enfrentar futuras epidemias - Standard Digital News | Noticias verdaderas de Venezuela y el Mundo

El biólogo que cree que en los genes está escrita la clave para enfrentar futuras epidemias

El profesor asociado del departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Arizona, David Enard, señaló que junto al equipo de su laboratorio, se dedica a buscar en los genomas humanos evidencias de lo que fueron epidemias antiguas, ya que en miles de años de evolución, hay mucho que se puede hallar en nuestro ADN.

En este sentido, afirma que es posible saber en dónde ocurrió un proceso de adaptación en los genomas, para así poder conectar algunas de esas adaptaciones con epidemias antiguas.

A lo largo de la historia de la evolución, los humanos han sufrido el impacto de cientos de epidemias y masivas muertes, por causa de la inexistencia de medicinas y vacunas como las que existen actulamente. Sin embargo, nuestros ancestros se adaptaron con rapidez a las amenazas de los virus y patógenos.

«Una enorme proporción de la adaptación que se puede detectar en los genomas humanos puede estar conectada a patógenos antiguos», señala Enard.

El biólogo dijo que en nuestro genoma hay mutaciones. Por ejemplo, los hijos tienen nuevas mutaciones si se comparan con sus padres. Son pequeños fragmentos de ADN que mutan, ya que el ADN de los padres no fue copiado exactamente igusl en la reproducción.

Además, «esas mutaciones muchas veces no provocan nada, otras veces causan enfermedades, pero en otras oportunidades, en el contexto de una epidemia, pequeñas partes de esas mutaciones en algunas personas pueden llegar a ser beneficiosas porque pueden reconocer el virus (que en algún momento conocieron) y enfrentar la infección.

O sea, que las personas con nuevas mutaciones tienen más probabilidades de sobrevivir y de tener hijos que las que no tienen las mutaciones. Se pueden ver mutaciones adaptativas que proveen mejores mecanismos de supervivencia en respuesta a los virus que van desde 1% de frecuencia a 60% de frecuencia. Esto aumenta la probabilidad de sobrevivir a la infección viral.

Las pandemias y los procesos de adaptación en los humanos a lo largo de la historia no nos han hecho más fuertes, ya que de lo contrario, no estaríamos afectados como ahora. Todo es producto de que los nuevos virus son diferentes a los antiguos.

Los avances científicos nos permiten saber que tenemos y eso permite hacer algo al respecto. En cambio, antes se desconocían muchas cosas.

Entretanto, gran parte de los procesos de adaptación a los virus han ocurrido en los genes vinculados con el sistema inmunológico porque son los que se especializan en atacar a los patógenos. La adaptación también se puede producir en otros genes que no tienen que ver con la respuesta inmune.

«Cualquier gen, a cargo de cualquier función, que es secuestrado por un virus para su replicación, también se puede adaptar para evitar ser usado».

En otro sentido, en el marco de la actual pandemia provocada por el Coronavirus, hay personas que asimilan el virus, en cambio otras los afecta. «Es muy probable que lo que nuestra investigación vaya a encontrar es que factores socioeconómicos, en estas circunstancias especiales, están desempeñando un papel aún más importante que la genética.

«La genética puede tener un rol pero en menor medida si se compara con los factores socioeconómicos, por ejemplo: cuán densamente poblado está el lugar en el que se vive, cuán saludable se es teniendo en cuenta los ingresos», añadió Enard.

El científico dijo que podemos ver si hubo virus antiguos relacionados con el actual coronavirus, que hayan infectado poblaciones humanas en el pasado y de ser así, analizar que tan fuerte fue el proceso de adaptación a esos virus. Por lo tanto, se pueden usar los genomas para aprender sobre epidemias antiguas y sobre lo que le hizo daño a poblaciones de nuestros ancestros, para saber qué virus y patógenos pueden causar efectos negativos en la población actual.

«Estadísticamente lo que fue un problema en el pasado, es muy probable que sea un problema en el futuro», enfatiza el biólogo.

Por está razón, se puede notar que «las adaptaciones pasadas no nos han hecho más fuertes. Ese es el caso de un virus que cambia y que se convierte en un nuevo enemigo todo el tiempo. En el caso de coronavirus, no sabemos si va a mutar mucho. Se necesita más investigación.

Sabemos que el VIH puede hacer copias de sí mismo que se integren en el genoma de quien lo tenga, pero el coronavirus presenta está característica.

Finalmente, Enard señala que «debido a que ahora hay más contacto entre grandes poblaciones humanas y la vida silvestre, estadísticamente van a haber más posibilidades para que haya transmisión de virus de una especie animal a humanos en comparación con lo que sucedía en el pasado. Y recalca que tiene esperanza de que está nueva crisis epidemiológica nos alerte y enseñe a ser más cuidadosos ante las próximas amenazas.

Únete a nuestras comunidades de Telegram y Whatsapp con sólo un click

Standard Digital News

Portal web de noticias ¡Noticias Verdaderas!