El invencible Medvedev destroza a Tsitsipas y reta en la final a Djokovic

El ruso Daniil Medvedev activó el modo invencible para llegar a su primera final del Open de Australia, segunda en Grand Slam. El moscovita, de 25 años cumplidos durante el torneo y virtual nº 3 mundial, ha destrozado al griego Stefanos Tsitsipas, 22 años y 6º ATP, 6-4, 6-2 y 7-5 en 2h.08’.

Con un balance de 20 victorias consecutivas, 12 frente a jugadores del top-10, Medvedev retará el domingo, a las 09.30 horas (Eurosport / Directos Web MD), al nº 1 y octacampeón Novak Djokovic. El ruso ha perdido 4 de 7 encuentros con el serbio, pero le ganó en las ATP Finals de Londres que cerraron el pasado curso, 6-3 y 6-3, dominó en 3 de los 4 últimos.

Medvedev tendrá su segunda opción de estrenar palmarés en Grand Slam, tras haber cedido en la final del US Open 2019 ante Rafa Nadal, a quien casi consigue remontar dos sets abajo. Algo que sí hizo en Melbourne Tsitsipas, que después de la subida de adrenalina contra el español sufrió un repaso a manos de un tenista especialmente inspirado, que juega de memoria y aniquila con su saque y su revés.

Aficionados con banderas griegas en el Rod Laver Arena
Aficionados con banderas griegas en el Rod Laver Arena

El apoyo de la ruidosa colonia de compatriotas sirvió para que Tsitsipas retrasase la sentencia. El público, poco más de las 7.000 personas permitidas, alrededor del 50 por ciento de la capacidad, se volcó con el heleno. Aportó ambiente caldeado de Copa Davis para conseguir más pelea, alargar el tan preciado espectáculo después del confinamiento.

Empujó a Stefanos, que se encendió y levantó bolas de 1-4 y recuperó ‘break’, con doble falta ajena, en contra en la tercera manga. Pero Medvedev contuvo su mal genio y se rehizo de un paréntesis de duda. “Estuve un poco asustado, Rafa no remató…”, explicó el ruso recordando la gesta de su rival ante Nadal, que pasó por su cabeza unos instantes. Breves.

Yevgeny Kafelnikov reinó en 1999 y Marat Safin lo hizo en 2005. Llama a la puerta de la gloria Daniil Medvedev, el campeón del Masters 1000 ATP de París, de las ATP Finals de Londres y la ATP Cup. No pierde desde los cuartos de Viena ante el sudafricano Kevin Anderson, en las postrimerías de octubre.

A su lado, su esposa Daria y su entrenador, el francés Gilles Cervara, quien días atrás decidió abandonar la pista por los reproches excesivos de su pupilo cuando se vio abocado a una quinta manga contra el serbio Filip Krajinovic. Tiene arrebatos de ira Medvedev que cada vez se controla más en pista. Fuera asegura que ni levanta la voz.

Medvedev es el hombre a batir

“Es el hombre a batir”, subrayó Novak Djokovic tras eliminar en su semifinal al ruso Aslan Karatsev por 6-3, 6-4 y 6-2.

El domingo, 20 x 20. Los 20 triunfos consecutivos de Medvedev frente a las 20 victorias seguidas de Djokovic en el Open de Australia, donde ha ganado sus ocho finales previas.

La presión es para Djokovic, tiene más que perder que yo

“Novak tiene la presión, tiene más que perder que yo”, lanzó la presión al serbio Medvedev, recordando que Djokovic lucha contra Roger Federer y Rafa Nadal por ser el mejor de la historia. El balcánico quiere un 18º Grand Slam, acercarse a los 20 del suizo y el español.

Únete a nuestras comunidades de Telegram y Whatsapp con sólo un click

Standard Digital News

Portal web de noticias ¡Noticias Verdaderas!