Escribiendo Sonrisas impulsa nuevos autores en el Zulia

En esta, la segunda edición del Taller de Literatura: Iniciación a la Poesía, vemos cómo los estudiantes han avanzado de la mano de sus instructores, que los ayudan a recorrer el sendero del mundo de la literatura, y comienzan a debutar en este acompañados de sus primeros poemas, tras cuatro días de estudio intensivo.

El proyecto social Escribiendo Sonrisas, sigue promoviendo la educación en todos los aspectos, lo cual vemos evidenciado en sus talleres de poesía pro fondos, y los resultados son espléndidos, logrados por sus fundadores y ponentes, los escritores Isamar Baptista y Reinaldo de Fernández.

Es así como los más destacados y responsables estudiantes, tienen el honor de mostrarle al mundo quiénes son como poetas y qué es lo que dejarán como legado artístico para el mundo.

Estos retoños de poetas, Raúl Molina, Francisco Ynciarte y Oscar Rincón, son reconocidos por su excelente desempeño, aprobando así el taller dictado, y además debutando hoy a través de este medio con sus primeros poemas…

《Selección de Poemas: Nuevas voces de la Poesia zuliana》

ÍCARO

Autor: Raul Molina.

Estas hecha de luz.
Eres deslumbrante y radiante,
Pero en exceso, hieres a la vista.
Estas hecha de fuego, hipnótica y candente,
Pero también dolorosa al tacto.
Eres el sol, y el cielo es tu reino.
Uno que yo siempre he querido alcanzar.

A veces, me sorprendes con tus ocurrencias,
Me haces sonreír.
Somos felices juntos, disfrutando de la mutua compañía,
Compartiendo el calor de nuestras almas.
Y entonces me haces desear más,
Como una polilla embelesada por las llamas.

Me quedo atrapado en lo profundo de tus ojos,
Me enredo en los confines de tu cabello,
Derrapo sin control por cada curva de tu cuerpo.
Y al final, en lugar de alejarme,
En vez de dar media vuelta y volver a mi segura y confortable soledad,
Decido zambullirme en ti
Y rendirme a la tentación.

Me das ganas de huir.
Llenas mi mente con imágenes y deseos,
Me haces soñar como un niño pequeño,
Que ignorante del mundo y sus complicaciones,
Cree que todo es posible en esta vida.
Y entonces,
Como quien despierta para encontrarse en una pesadilla,
Mis ilusiones se rompen como el cristal,
Al chocar con la dura realidad.

Tu sofocante calidez incendia mis alas,
Pierdo el control y caigo en picada,
Estampándome contra el suelo.

¿En qué me equivoqué?
A veces, me consuelo pensando que en verdad no lo hice.
A veces, trato de convencerme de que ambos tomamos las mejores decisiones.
Pero ese remedio chapucero no es suficiente para enmendar mis alas.

Y ahí, tendido en el suelo, miro hacia arriba,
¿Cuando se hizo tan oscuro? ¿A dónde se fueron las horas?
Huyeron de nosotros.
Empiezo a pensar que el reloj nos tiene miedo,
Y por eso corre más rápido cuando estamos juntos.

Y allí, con alas de ceniza e ilusiones de cristal roto
Miro al cielo,
Y encuentro tu sonrisa dibujada en las estrellas.
Ha sido un largo viaje, ¿no crees?
Y cuanto nos falta aún por recorrer…

Guiado por las luces en aquella bóveda celeste,
Vuelvo a ponerme en pie
Y no sé cómo, vuelvo a volar.
Tú eres mi combustible.
Y con alas de ceniza e ilusiones de cristal roto,
Vuelvo a volar hacia el amanecer,
Esperando encontrarte al final de camino,
Soñando con alcanzarte alguna vez.

Llegados a este punto…
Creo que me gusta volar,
Aunque mis paseos por tus confines, cielo mío,
Siempre terminen en aterrizajes forzosos..
.

EMINENTEMENTE MÍA –

Autor: Fran J. Ynciarte.

Dócil silueta, pasión inspira,
Estremecedora fuerza, siente quien la mira.
Boca apasionada que grita callada…
¡Deseo ser besada! mas aun amada.
Puede ser mil y una mas, sin tener antifaz
Apacible como brisa, ni por un momento falaz.

Encandilo mi ser, amaneciendo el día,
Encuentro oportuno, detente osadía.
Mañana calurosa de cuentos y quimeras.
Tenerla entre mis brazos que divino fuera.Pasear frente al mar seria pertinente,
Felices cual chiquillos ignorando la gente.

Belleza, altitud, juventud y alegría
Paralelismo extraño de la melancolía.
Eminente presencia espiritual,
Nada que pedir, mucho para dar.
Crecerán lunas, cometas y cosechas de cerezo,
Y yo, sigo volando, imaginando y anhelando un
beso.

CATALINA –

Autor :Oscar E. Rincon.

Te extraño tanto abuela
Que escucho tu voz en el silencio de mi alma,
Cuando mi corazón palpita al recordarte cada mañana
.

Hoy lloro tu ausencia
Pero al recordarte me alegro
Solo me queda aquello que me enseñaste con esmero
.

Tu risa sube al cielo
Como el canto de un pájaro,
Que bella te ves ahora
Desde lo más alto.

Quisiera seguir escribiendote,
Pero mi puño no me deja culminar;
Mi corazon se rompe en llanto
De solamente recordar.

Únete a nuestras comunidades de Telegram y Whatsapp con sólo un click

Marvelis Padrón