Janssen retrasa distribución de su vacuna en Europa después de que EEUU recomiende paralizar su uso

La farmacéutica Janssen (filial de la compañía Johnson & Johnson) anunció que retrasa la llegada a Europa de su vacuna monodosis contra el coronavirus después de que las autoridades estadounidenses hayan recomendado suspender su uso para estudiar seis casos de trombos —uno de ellos fallecido y otro en estado crítico— entre los siete millones de personas a las que se inoculó este fármaco. España esperaba recibir este miércoles las primeras 300.000 dosis de Janssen pero Sanidad ya confirmó a las comunidades que no las recibirán. Al tratarse de una fórmula que se administra en una sola vez (a diferencia de las de Pfizer-BioNTech, AstraZeneca y Moderna), es un elemento clave en los planes de vacunación de toda la Unión Europea.

El anuncio de la farmacéutica llegó horas después de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en sus siglas en inglés) y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, en sus siglas en inglés) aconsejasen de forma conjunta la suspensión del uso de la vacuna, una de las tres que se administran en el país, por esos seis casos de un tipo de coágulo sanguíneo “raro y grave”, según comunicaron el martes las autoridades sanitarias federales. “El tipo de coágulos de sangre llamado trombosis de los senos venosos cerebrales (TSVC) se observó en combinación con bajos niveles de plaquetas (trombocitopenia). Los seis casos se dieron en mujeres de entre 18 y 48 años, y los síntomas se presentaron de seis a 13 días después de la vacunación”, detallaron en un comunicado la doctora Anne Schuchat, subdirectora principal de los CDC, y el doctor Peter Marks, director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA. La responsable en funciones de la FDA, Janet Woodcock, declaró que la agencia espera que la pausa sea cuestión de días y que persigue informar a los especialistas para que puedan diagnosticar y tratar eventuales nuevos casos, informó la agencia de noticias Reuters.

Por lo pronto, y a la espera del resultado de las pesquisas, Johnson & Johnson anunció, en un comunicado hecho público el martes, la decisión de retrasar el lanzamiento de su vacuna en Europa. “Por precaución, los CDC y la FDA recomendaron parar el uso de nuestra vacuna. Además, hemos revisado estos casos con las autoridades sanitarias europeas. La seguridad y el bienestar de las personas que utilizan nuestros productos es nuestra prioridad número uno”, indicó la compañía.

La decisión de Johnson & Johnson supone un nuevo revés para la estrategia europea, que pensaba dar un acelerón con esta vacuna —la Comisión Europea preveía recibir 55 millones de dosis entre abril y junio— tras los tropiezos con el fármaco de AstraZeneca, que también ha estado bajo vigilancia tras detectarse varias decenas de casos de trombos (la Agencia Europea del Medicamento concluyó, en ese caso, que el beneficio era mayor que el riesgo). “Los acontecimientos actuales con la vacuna de Johnson & Johnson en Estados Unidos están siendo monitorizados por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) y sus órganos de farmacovigilancia”, dijo Stella Kyriakides, comisaria de Salud de la Unión Europea (UE), a través de sus redes sociales. La EMA ya anunció el viernes que había abierto una investigación para dilucidar posibles vínculos entre la vacuna de Janssen y los casos de trombos que se han producido en Estados Unidos.

Fuente: Globovisión/El País/ I

Únete a nuestras comunidades de Telegram y Whatsapp con sólo un click

Standard Digital News

Portal web de noticias ¡Noticias Verdaderas!