Marcelo Pecci, el fiscal asesinado en Colombia: «Empezó de abajo y era un ejemplo para todos» - Standard Digital News | Noticias verdaderas de Venezuela y el Mundo

Marcelo Pecci, el fiscal asesinado en Colombia: «Empezó de abajo y era un ejemplo para todos»

Marcelo Pecci, asesinado en Colombia este martes, era una figura reconocida a nivel nacional e internacional por su trabajo en la lucha contra el narcotráfico. De «fiscal excepcional» a «servidor intachable», se han multiplicado los elogios a este funcionario del Ministerio Público de Paraguay que «empezó de abajo», según la fiscal general, y ahora llevaba adelante casos de alto perfil. Esto es lo que sabemos de él.

Pecci se encontraba en la isla Barú, cerca a Cartagena, junto con su esposa, la periodista Claudia Aguilera, cuando dos sujetos se bajaron de un jet ski y le dispararon, dijo a CNN el ministro del Interior de Paraguay, Federico González, este martes.

Marcelo Pecci había contraído matrimonio con la periodista Claudia Aguilera hace apenas unos días: la boda tuvo lugar el 30 de abril, según la información que compartió ella en sus redes sociales.

Poco antes de que se conociera la noticia de su muerte, Aguilera había compartido en Instagram que iban a ser padres. El mensaje, que acompañaba una foto con unos zapatos de bebé en primer plano y ellos abrazados en el fondo, decía: «El mejor regalo de boda es… la vida acercándote al testimonio más lindo de amor».

Un fiscal que «empezó de abajo»
«Marcelo es un funcionario muy antiguo. Inició como dactilógrafo, empezó desde abajo, generacionalmente estaba en una carrera consolidada», dijo este miércoles la fiscal general de Paraguay, Sandra Quiñónez, quien agregó que su muerte «no será en vano» y en su nombre se avanzará «con más fortaleza contra las estructuras criminales».

La Unidad Especializada en la Lucha Contra el Narcotráfico en la que se desempeñaba Pecci fue creada en 2007 en Paraguay para investigar los crímenes vinculados a las drogas

Entre otras, su función es la desarticular a las organizaciones que se dedican al tráfico internacional de drogas, la venta de drogas en áreas urbanas, eliminar los laboratorios clandestinos, destruir los cultivos de marihuana e impedir que se lave el dinero y los bienes que provienen del tráfico de drogas.

Esta unidad, que articulaba a nivel nacional e internacional, dijo a través de un comunicado que Pecci fue un «intachable servidor público, por demás calificado». Además destacó su «valentía y firmeza» en la lucha contra el narcotráfico.

Después de la balacera

Momentos después de la balacera fueron grabados por varios testigos. En las imágenes se escuchan las expresiones de sorpresa de los ciudadanos, que entre onomatopeyas y clamores no podían creer que Pecci, a quien en ese momento no reconocían, estuviera tendido en la arena ensangrentado.

“¿Quién era? ¿Quién era?”, se escuchó preguntar a unos turistas que estaban en la playa de Barú (Cartagena, Bolívar) este 10 de mayo en la mañana, momento en el que criminales en motos acuáticas pasaron cerca a la bahía y dispararon directamente contra un hombre que cayó en la arena. La respuesta a la pregunta inicial es Marcelo Pecci, un fiscal paraguayo antidrogas, quien recibió tres impactos que acabaron con su vida.

En los videos se ve cómo las personas corrieron a rodear al extranjero para tratar de auxiliarlo, pero era muy tarde, pues el hombre murió de inmediato.

Pasados unos minutos, la multitud se dispersa y se ve que al lado del cadáver hay una mujer que llora al hombre. Se trata de Claudia Aguilera, su esposa, con quien contrajo matrimonio apenas el 30 de abril. En el momento de la tragedia estaban en su luna de miel. Incluso, un día antes se conoció que la mujer está embarazada.

Según testigos, la mujer estaba esperando que llegaran las autoridades para hacer el levantamiento del cuerpo.

Hasta el momento no se han conocido pruebas audiovisuales de la escena del crimen. Lo que se sabe son versiones oficiales de la Policía Nacional de Colombia que dan cuenta de que los criminales habrían abordado al fiscal en motos acuáticas y posterior al crimen escaparon rumbo a Playa Blanca, un punto a unos 21 kilómetros de distancia y que sigue dentro de la jurisdicción de Cartagena. Al parecer los asesinos llegaron al mencionado lugar y desde allí continuaron su fuga por vía terrestre.

Las autoridades aseguran que continuarán con la investigación del caso. El general Vargas indicó que ya estableció contacto con las máximas autoridades paraguayas para trabajar conjuntamente en la investigación. A su vez, le pidió apoyo al gobierno estadounidense en ese proceso.

El país norteamericano sería un gran apoyo teniendo en cuenta que los casos que investigaba Pecci son de gran importancia para ellos. El fiscal estaba especializado en el crimen organizado y contaba con experiencia en las unidades contra el narcotráfico, lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, lo que lo hacía un pilar fundamental para lograr hacer justicia frente a estos temas, no solo en Paraguay, sino también en el continente.

En la hoja de vida de Pecci resalta que trabajó en la investigación del asesinato de la hija del gobernador de Amambay y otras tres personas en Pedro Juan Caballero, en octubre de 2021; y en el muy resonado caso de la provisión de documentos paraguayos falsos al ex futbolista brasileño Ronaldinho, quien fue detenido en Paraguay en marzo de 2020.

De igual forma, el fiscal trabajaba en el megaoperativo “A Ultranza Py”, “el mayor operativo contra el crimen organizado y lavado de dinero” en el país, de acuerdo a lo consignó el propio ente. En medio de este se realizaron más de 100 allanamientos y se incautaron más de 100 millones de dólares en bienes. Además, se emitieron 30 órdenes de captura.

Únete a nuestras comunidades de Telegram y Whatsapp con sólo un click

Marvelis Padrón