Muere Mijaíl Gorbachov, el padre de la ‘perestroika’ y último líder de la Unión Soviética - Standard Digital News | Noticias verdaderas de Venezuela y el Mundo

Muere Mijaíl Gorbachov, el padre de la ‘perestroika’ y último líder de la Unión Soviética

El padre de la ‘perestroika’ ha fallecido en Moscú tras una “larga y grave enfermedad”. Mijaíl Serguéievich Gorbachov (Stávropol, 2 de marzo de 1931), el último dirigente soviético, ha fallecido este martes a los 91 años. El primer y último presidente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas URSS uno de los líderes políticos más relevantes del siglo XX ha muerto tras “una enfermedad grave y prolongada”, según ha confirmado el Hospital Clínico Central de Moscú Gorbachov, el gran reformador de la Rusia comunista y padre de la ‘perestroika’

Gorbachov, que asumió el poder al frente de la URSS como secretario general del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética en 1985, emprendió entonces dos enormes reformas, la glástnost (transparencia, en ruso) y la perestroika (reestructuración), dirigidas a acabar con la opacidad del régimen soviético y abrir la economía al mercado, respectivamente.

La figura de Gorbachov ha provocado intensos debates entre aplausos y críticas. El presidente ruso, Vladímir Putin, calificó la desaparición de la URSS como una enorme tragedia. Asimismo, sobre el exlíder soviético pesa también su gestión del desastre nuclear de Chernóbil del 26 de abril 1986, cuya fuga fue ocultada a la población hasta que fue detectada por occidente días después. Gorbachov tardaría varias semanas, hasta el 14 de mayo, en comparecer ante la opinión pública.

Referente histórico del siglo XX, Gorbachov había pasado sus últimos años de vida apartado por cuestiones de salud. Según ha publicado la agencia de noticias Tass, fue hospitalizado al principio de la pandemia y desde entonces permaneció bajo supervisión médica constante. Fuentes próximas a la familia han informado de que será enterrado en el cementerio Novodévichy de Moscú junto a su esposa, Raisa Gorbachova, fallecida en 1999.El fallecimiento de esta figura histórica a medianoche ha sorprendido al Kremlin. “El presidente Putin lamenta profundamente la muerte de Mijaíl Gorbachov. Por la mañana enviará un telegrama de condolencias a su familia y amigos”, ha adelantado el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov .

El actual mandatario ruso ha subrayado varias veces que el enfrentamiento de la Rusia de hoy con Occidente tiene sus raíces en la gestión de Gorbachov. En una entrevista concedida a la NBC el pasado año, Putin insistió al periodista en que preguntase al propio Gorbachov si le prometieron que la OTAN no se expandiría más al este. “Como dice un refrán de nuestra gente, engañaron al tonto con cuatro puños. Todo tiene que quedar por escrito en el papel”, afirmó Putin

Leonid Slutski, líder del populista Partido Liberal-Demócrata de Rusia, el tercero con más escaños de la Duma Estatal, hizo hincapié en la imagen que suscita Gorbachov para muchos rusos. “Fue, por supuesto, el político más brillante de su tiempo, pero para todos los nacidos en la Unión Soviética sigue siendo una figura histórica compleja y controvertida”. “Qué lástima para este gran país que los procesos del derrumbe comenzasen en la época de la perestroika y el nuevo pensamiento, y le siguieran el juego a quienes querían borran la URSS del mapa político internacional”, apuntó en su canal de Telegram.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, rindió homenaje al hombre cuyo liderazgo facilitó la caída del muro de Berlín en noviembre de 1989, poco después de conocerse su muerte. “Mijaíl Gorbachov fue un líder digno de confianza y respeto. Desempeñó un papel clave en el final de la Guerra Fría y la caída del Telón de Acero, y despejó el camino a una Europa libre“, escribió en su perfil de Twitter.

¿Quién fue Mijaíl Gorbachov? Gorbachov, el último presidente soviético, forjó acuerdos de reducción de armas con Estados Unidos y alianzas con potencias occidentales para eliminar el Telón de Acero que había dividido a Europa desde la Segunda Guerra Mundial y lograr la reunificación de Alemania. Cuando las protestas a favor de la democracia se extendieron por las naciones del bloque soviético de la Europa oriental comunista en 1989, se abstuvo de usar la fuerza, a diferencia de los líderes anteriores del Kremlin que habían enviado tanques para aplastar los levantamientos en Hungría en 1956 y Checoslovaquia en 1968.

Pero las protestas alimentaron las aspiraciones de autonomía en las 15 repúblicas de la Unión Soviética, que se desintegró durante los siguientes dos años de manera caótica. Gorbachov luchó en vano para evitar ese colapso.

Al convertirse en secretario general del Partido Comunista Soviético en 1985, con solo 54 años, se había propuesto revitalizar el sistema introduciendo libertades políticas y económicas limitadas, pero sus reformas se salieron de control. Su política de ‘glasnost’ —libertad de expresión— permitió críticas antes impensables al partido y al estado, pero también animó a los nacionalistas que comenzaron a presionar por la independencia en las repúblicas bálticas de Letonia, Lituania, Estonia y otros lugares.

Muchos rusos nunca perdonaron a Gorbachov por la turbulencia que sus reformas desencadenaron, considerando que la posterior caída de sus niveles de vida era un precio demasiado alto para pagar por la democracia. Después de visitar a Gorbachov en el hospital el 30 de junio, el economista liberal Ruslan Grinberg le dijo al medio de noticias de las fuerzas armadas Zvezda: «Nos dio toda la libertad, pero no sabemos qué hacer con ella».

Únete a nuestras comunidades de Telegram y Whatsapp con sólo un click

Marvelis Padrón