10 consejos para escritores principiantes - Standard Digital News | Noticias verdaderas de Venezuela y el Mundo

10 consejos para escritores principiantes

¿De qué manera agudizamos la capacidad descriptiva o la forma en la que creamos diálogos o narramos? Leyendo, y mucho. Además, hay que poner en práctica el sentido analítico y efectuar un enfoque del mundo desde un punto de vista crítico. Desde la observación. Y en la medida que se agudiza la observación, se escribe mejor porque se le pueden encontrar formas retoricas a las cosas para describirlas, narrarlas y crearles diálogos partiendo de un lenguaje literario limpio y bellamente usado.

En primer lugar hay que tomar en cuenta el porqué queremos escribir. Si quieres hacerlo por pasión, porque te gusta o porque quieres ser famoso. Cualquier respuesta definirá qué clase de escritor quieres ser. Después tienes que centrarle en leer. Ver letras hechas por los grandes de la literatura en el género que quieres empezar a desempeñar tu creatividad. Y no solo leer fragmentos, hacerlo completo y mucho para que tu cerebro empiece a imaginar, crear puentes entre lo nuevo y el pasado con la finalidad de desarrollar la capacidad de componer escritos acordes con el género.

En segundo lugar, inicialmente, puedes empezar a escribir con papel y lápiz. Porque de esta manera te deslizas fácilmente, generas destreza en la redacción. Cultivas el proceso de escritura veloz. Ya cuando pases a escribir en un dispositivo electrónico será más sencillo.

El tercer consejo tiene que ver con escribir mucho, practicar, ser constante y terminar las estructuras narrativas que comienzas. Iniciar con la creación de géneros más sencillos como notas de prensa, comentarios cortos, pots en las redes sociales, te ayudará a ir soltando la mano y la mente. Y así sentar las bases para ir tejiendo poco a poco estructuras más extensas.

Es recomendable empezar escribiendo entre dos cuartillas de texto o seis. Ya cuando manejes la ruptura de las hojas en blanco al fin, puedes darle cabida a la formación de obras que sobrepasen las treinta, ochenta o cien cuartillas.

Se aprende equivocándose, pero hay que ser autocritico. Si no lo eres es recomendable que entre tus amigos más cercanos encuentres valoraciones sinceras de tus escritos. Es importante que aprendas a recibir con humildad las correcciones porque nadie es perfecto, y mientras más correcciones tengas, mejor, porque las revisiones bien hechas aportan valor al trabajo.

En quinto lugar, es bastante efectivo utilizar como estrategia la elaboración de carpetas que te sirvan para separar los cimientos de la estructura. Es decir, por ejemplo, haz una lista de conectores creativos, una lluvia de ideas, otra para situaciones recurrentes, una para los aspectos psicológicos y físicos de los personajes, y así sucesivamente. Vas agregando conforme tu creatividad, saber y entender lo que debes estructurar, porque en sí el estilo es individual, las formas son humanas y pensables desde la realidad percibida por cada individuo y es prioritario entender que escribir es un acto de arte y subjetividad.

No copies nada, pero usa los recursos que usan los grandes escritores. Investiga entonces cuáles son las retoricas del lenguaje. Los recursos literarios en sí. Y disfruta leer la definición para que luego veas y consumas ejemplos en lo que lees.

En séptimo lugar: ubica bien la prosa en la que derramarás el contenido, la estructura narrativa y el diseño de los personajes. Escribir es como tejer. Las historias se entrelazan y una idea te va llevando a la otra.

Así mismo debes corregir, trabajar en recortar, revisar, añadir, excluir, insertar. Deja descansar los textos por lo menos una semana o un mes. Ponlos a prueba siempre en el tiempo. Si es necesario vuelve a escribir y a reinventar lo que hiciste.

Respira el mundo y que te salgan las palabras en los dedos. Puedes intentarlo acercándote descalzo a la tierra. Observando el cielo azul azul. Caminando viendo la realidad, desde la otra orilla. Escapando, metiéndote en el túnel de la soledad del que muchos escritores han hablado, pero siendo consciente que tienes que sostenerte emocionalmente tranquilo y desplegar el arte de escribir con la entera certeza que puedes mejorar, avanzar y pulirte con el tiempo.

El décimo y último consejo es: sé perseverante y no abandones lo que escribes. Crea sensaciones en los lectores. Activa las emociones. Busca tocar las fibras de los que te leen y en este sentido ir creando un grupo de lectores que promuevan lo que haces.

Únete a nuestras comunidades de Telegram y Whatsapp con sólo un click

Standard Digital News

Portal web de noticias ¡Noticias Verdaderas!