Hijos de las víctimas del 11sep revelan sus historias tras 20 años de los atentados

Con gran tristeza, pero también fortaleza, los hijos de las víctimas de los atentados del 11sep han contado al mundo sus historias de superación. Las edades de estos chicos de la denominada «Generación 11-9» oscilan entre los 20 y 25 años. 

Los terribles atentados del 11 de septiembre dejaron un saldo de 2.996 fallecidos y más de 25.000 heridos. Además de estas numerosas pérdidas, se debe sumar también un total de 3.000 niños que quedaron huérfanos a causa del ataque.

Muchos de estos niños, hijos de las víctimas, eran muy pequeños para entender la magnitud de los sucedido, y otros tantos ni siquiera habían nacido. Hoy en día son jóvenes de entre 20 y 25 años, quienes viven con el dolor de haber perdido a sus padres en tan terrorífico acontecimiento. Sin embargo, esto no ha impedido que sigan adelante con sus vidas haciendo frente a todas las dificultades que supone estar marcado por tal acontecimiento.Artículos

Uno de los ejemplos más claros es el de Megan, una joven que relató cómo las reacciones de sus conocidos y amigos pueden hacer un poco incómoda esta fecha. «No estaba pensando realmente en nada relacionado con los atentados hasta que me inundaron con mensajes… No revivo el día para nada, todavía no estaba allí, no existía cuando sucedió. Es sólo que ese día perdí a mi papá. Punto», expresó.

Otro de los hijos aún no nacidos de una víctima del 11sep es Nick Gorki, quien de cierta forma «salvó» a su madre se perder la vida en el ataque. Tal y como recoge Infobaela madre de Nick, embarazada en esa fecha, abandonó su lugar de trabajo en el piso 74 de una de las torres al sentirse muy mareada. Esto fue lo que salvó a la mujer llamada April y a su hijo Nick de sufrir el mismo destino que su esposo Sebastian, fallecido ese nefasto martes.

Posteriormente, a los nueve años, Nick contó su historia por primera vez junto a otros seis chicos en el documental Children of 9/11: Our Story. «En ese momento estuvo bien, pero ya no lo quiero hacer. Es algo mío, íntimo. Para la mayoría es una cuestión histórica que recuerdan. Para mí es la pérdida de mi papá«, puntualizó.

Otra joven llamada Angilic Casualduc también reveló como ha sido su proceso de duelo y superación ante el shock que le supuso esta pérdida. Al momento del ataque, y con solo 16 años, tuvo que enfrentar la cruda historia de la muerte de su madre, quien trabajaba como secretaria en el piso 28 de la Torre Norte.

Mientras todos corrían, la mujer se quedó a ayudar a una amiga a quien le costaba sortear los escalones. A pesar de su acto de heroísmo ninguna de las dos pudieron salir y lamentablemente murieron ese 11sep. «Por mucho tiempo estuve muy enojada. Decía `¿cómo se le ocurrió ir a rescatar a otro si ella no era ni bombero ni policía ni nada?’. Después la entendí y la perdoné. Pero aún me duele cuando veo a mis hijas haciendo cookies sin la ayuda de su abuela», expresó la joven.

Únete a nuestras comunidades de Telegram y Whatsapp con sólo un click

Marvelis Padrón