¿Qué es el teleaborto y cómo aumentó en EE.UU. por la pandemia del coronavirus? - Standard Digital News | Noticias verdaderas de Venezuela y el Mundo

¿Qué es el teleaborto y cómo aumentó en EE.UU. por la pandemia del coronavirus?

La ginecólogo y obstetra estadounidense, Maureen Baldwin, que trabaja para la Oregon Health & Science University, lleva al menos dos años recentando píldoras para abortar a más de cien mujeres que no ha conocido en persona.

El teleaborto es una particularidad reciente que se ha incrementado en la pandemia del coronavirus. Según Baldwin, han estado atendiendo más casos desde el inicio de la cuarentena.

Estados Unidos tiene prohibido el aborto médico con el uso de la telemedicina en 18 estados. Sin embargo, muchas mujeres han solicitado este tratamiento a partir marzo, el mismo mes que decretaron la cuarentena para el resguardo de los ciudadanos en sus casas y así evitar la propagación virus.

Por su parte, el número de mujeres que optaron por el aborto a través del programa médico, en los meses de enero y febrero, se duplicaron en marzo y abril. Además, el teleaborto también se practica en países como Canadá, Australia o Colombia, hecho que ha tomado impulso en varios países, producto de la pandemia.

La ginecólogo, cuenta que en su carrera ha atendido diversos casos, entre ellos, mujeres del servicio militar que no tienen acceso a proveedores de abortos, mujeres que viven a tres horas o más de la clínica más cercana que esté autorizada, madres con hijos pequeños que no tienen donde dejarlos mientras van a la consulta, y mujeres que se autopracticaron un aborto sin recomendación médica y píldoras no autorizadas adquiridas por internet.

Según Baldwin, las pacientes prefieren hacer el procedimiento desde su casa, que ir a los laboratorios o consultorios médicos. Así mismo, los que vive en zonas apartadas o rurales agradecen esta modalidad, porque de este modo van a su centro médico más cercano y así no tienen que manejar por horas hasta el proveedor autorizado.

¿Qué es TelAbortion?
Es el único programa de Estados Unidos en el que los pacientes reciben los medicamentos por correo postal y consultas por video. Por lo tanto, no es necesario asistir a un centro médico autorizado que facilite el tratamiento.

Para proceder al aborto, primero solicitan un ultrasonido para verificar que el embarazo esté por debajo o en las 10 semanas de gestación estipuladas. A partir de esto, se procede a recetar los fármacos y realizar una consulta por videoconferencia. Las pacientes reciben un kit que incluye las dos principales drogas para abortar de forma médica, mifepristona y misoprostol. Vale destacar que la administración de mifepristona está extrictamente regulada en el país norteamericano.

Según las normas emitidas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), la mifepristona solo puede ser administrado por proveedores certificados en espacios médicos específicos. Esto no incluye a las farmacias. Por lo tanto, las mujeres no pueden adquirir estas drogas en cualquier farmacia, para automedicarse en casa. SEn este sentido, Gynuity hace posibles los envíos por correo en el marco de una investigación científica aprobada por la FDA. Por esto, las pacientes aceptan colaborar con el estudio de la telemedicina, que inició en 2016.

Por su parte, el Instituto Guttmacher, considera que las restricciones de la mifepristona por la FDA son extremadas, ya que el fármaco tiene bajo riesgo, es altamente efectivo y según los números, menos del 0,4% de las pacientes requieren de hospitalización por infección o transfusión.

El costo del tratamiento de TelAbortion puede variar entre 200 y 750 dólares en las 9 clínicas del país que están afiliadas a la investigación. Las pacientes que califican para recibir el tratamiento, tienen que asistir previamente a un centro médico para hacerse un ultrasonido o examen de sangre.

El tratamiento se lleva a las pacientes que estén presentes en los estados donde se realiza el programa para el momento de la tele-consulta. Así mismo, el médico debe tener licencia en ese mismo estado, aunque esté físicamente en otro lugar del país.

Desde 2016, hasta el 11 de mayo del presente año, el equipo de Gynuity registró el envío de 907 kits por correo y confirmó 668 abortos.

Para finalizar el proyecto, solicitan que las pacientes confirmen que el aborto fue completado con un examen de orina, ya que el kit que envían contiene uno. Sin embargo, aproximadamente, el 13% al 15% de las pacientes no reportan su regreso, después de haber recibido las pastillas.

¿El teleaborto tiene complicaciones?
Entre las participantes del estudio solamente tres han tenido que ser hospitalizadas. El problema más común ha sido el sangrado excesivo según lo esperado. Las complicaciones son las mismas que cualquier aborto médico.

Las complicaciones médicas de este tratamiento tienen poca frecuencia, ya que cerca del 1 al 2% de los abortos médicos requieren ser atendidos después en una clínica.

En otro sentido, la OMS dijo que los abortos médicos pueden hacerse desde casa, inducidos por la mujer que lleve un embarazo de menos de 9 semanas de gestación.

Así mismo, la organización aseguró que después de haber sido atendida la paciente en una consulta médica, puede proceder a la administración de tabletas, y llevar todo el proceso hasta que haya sido completado fuera de un centro médico y sin supervisión directa de algún proveedor.

Según el Instituto Guttmacher, en Estados Unidos, los abortos médicos constituyeron casi el 40% de la totalidad de abortos practicados por mujeres en 2017, en comparación con el 25% en 2014.

Efectos secundarios de los fármacos
Los medicamentos para el aborto pueden provocar sangrado, calambres y, en algunos casos, vómito y náusea.

Los médicos explican que durante la consulta en línea, explican con detalle a sus pacientes lo que experimentarán y en ese caso, qué saber hacer cuando haya un sangrado excesivo u otras complicaciones.

La OMS señala las contraindicaciones que pueden derivarse del aborto médico, tales como reacción alérgica previa a los fármacos, porfiria heredada, insuficiencia suprarrenal crónica, embarazo ectópico conocido o bajo sospecha.

Además, indican que la atención médica después del tratamiento será requerida si hay un tratamiento con corticosteroides a largo plazo (incluidos aquellos con asma grave no controlada), anemia severa, factores de riesgo cardiovasculares o enfermedades cardiacas previas, o s hay trastornos hemorrágicos.

El Colegio Estadounidense de Ginecólogos y Obstetras (ACOG, por sus siglas en inglés), que representa a 60.000 especialistas de estas áreas en EE.UU., dijo que el aborto médico puede proveerse de manera segura y efectiva por medio de la telemedicina con un alto nivel de satisfacción por parte de los pacientes.

Por otra parte, la organización Planned Parenthood, existente desde hace más de 100 años con más de 600 centros médicos a nivel nacional, cuenta con una modalidad de aborto por telemedicina.

En 2008 comenzó a brindar tele-abortos bajo un esquema llamado site-to-site (o de clínica a clínica) y actualmente lo hacen en 17 estados.

El sistema consiste en que la paciente todavía debe asistir en persona a un centro médico de su red, pero recibe la consulta mediante una videoconferencia con un especialista que no vive en la misma zona y está autorizado para dispensar los fármacos. Igualmente, la mujer se somete a un ultrasonido que define cuántas semanas de gestación tiene, toma la primera pastilla durante la videoconferencia y luego sigue el tratamiento en casa.

Por la causa de escasez de clínicas proveedoras de abortos, especialmente en zonas rurales de Estados Unidos, es uno de los principales motivos por los que varias organizaciones aconsejan expandir la implementación del teleaborto.

En 2017, el 38% de mujeres entre 15 y 44 años vivía en un condado que no contaba con una clínica de abortos, de acuerdo al Instituto Guttmacher.

Vale destacar, que 20 estados en EE.UU. se encuentran preparando proyectos de ley para prohibir los teleabortos, según un artículo de prensa del medio especializado M Health Intelligence.

Aunque el aborto es un derecho constitucional en ese país, el año pasado, aproximadamente 30 estados introdujeron alguna forma de restricción al aborto en sus leyes, que hacen parte de un movimiento más extenso de medidas antiaborto en el país.

Producto de esta práctica, un grupo de senadores del Partido Republicano, de Luisiana, Oklahoma y Carolina del Sur, realizaron un proyecto que establece una ley que prohibe el teleaborto en Estados Unidos.

Además, penalizarían hasta con dos años de cárcel al médico que no haga una consulta presencial para examinar al paciente y proveerle de los medicamentos.

Finalmente, esta ley, solo aceptaría el teleaborto en caso de ser necesario para salvar la vida de la madre.

Únete a nuestras comunidades de Telegram y Whatsapp con sólo un click

Standard Digital News

Portal web de noticias ¡Noticias Verdaderas!