¡LOS BUENOS SOMOS MÁS! Venezolano adopta una perrita mutilada en Guayaquil y la llama Chiripa - Standard Digital News | Noticias verdaderas de Venezuela y el Mundo

¡LOS BUENOS SOMOS MÁS! Venezolano adopta una perrita mutilada en Guayaquil y la llama Chiripa

Danilo González es un venezolano nacido en Maracaibo. Tuvo que emigrar en el 2019 en busca de una mejor vida. En Venezuela las oportunidades de trabajo eran pocas, y se sustentaba con trabajos independientes como arreglar aires, vender comida, impartir alguna que otra clase de baile (salsa casino) y a veces hacía de estilista.

“Yo le meto a todo. Uno en la vida tiene que aprender a hacer muchas cosas”, dijo Danilo.

También tiene una voz agradable para cantar y cursó estudios en administración de empresas. Después del gran primer apagón nacional, registrado el 7 de marzo de 2019, decidió irse a Ecuador, Guayaquil.

Ahí encontró un lugar donde poder reinventarse. Y ha trabajado de todo un poco, aunque no quiso entrar en detalles.

Ante la pandemia mundial por coronavirus fue desalojado de su residencia y consiguió resguardarse en frente a una avenida principal de Guayaquil. Cuando la crisis por coronavirus se hallaba en su punto álgido, miraba entre las persianas y observaba como las camionetas se llevaban los cadáveres envueltos en sábanas blancas “se los llevaban como si fueran unos muebles viejos. Yo me cuido mucho, siempre salgo con el tapabocas y un espray con alcohol y un potecito con antibacterial”, comentó.

Ahora trabaja en una veterinaria de Guayaquil
Danilo encontró acomodo laboral en una veterinaria. Cuando hablamos con él se encontraba saliendo de una operación a una perrita. Y logramos escuchar una historia conmovedora.

“Adopté a una cachorrita que llegó mutilada, le falta media nariz. Le pusieron unos cohetes explosivos en el rostro. Se llama Chiripa. Es un amor de verdad. Adoro a esa perrita”, dijo Danilo.

“Ellos no tienen la culpa de la atrocidad a los que son sometidos. Acá me ha tocado ver cosas fuertes. Como por ejemplo, dueños destrozados ven a sus animalitos dejar de respirar porque ya no se puede hacer nada. También cuando traen animales rescatados en condiciones deplorables. Pero también están los casos buenos de animales que se recuperan y tienen un progreso positivo”, añadió.

“Chiripa ha sido uno de ellos”, comentó alegremente vía telefónica.

De la veterinaria no se sabe mucho. La conversación fue a las 10 de la noche de este miércoles vía WhatsApp: Maracaibo y Guayaquil. Pero más allá de una ubicación, en algún lugar de Guayaquil brilla el corazón y el humanismo de un venezolano que le echa pichón a la vida y sonríe al mismo tiempo que Chiripa.

Únete a nuestras comunidades de Telegram y Whatsapp con sólo un click

Standard Digital News

Portal web de noticias ¡Noticias Verdaderas!